MUNDOBURPEE

La Comunidad del Cross-training

Usa la grasa corporal como fuente de energía principal

grasa corporal como fuente de energía

Imagen de mojzagrebinfo

Bienvenidos, mis queridos burpeeadictos. Hoy vamos a echar un vistazo al tema de la alimentación y a cómo puedes usar la grasa corporal como fuente de energía principal. Bien es sabido que no pocas personas se desaniman porque piensan que no comen tanto como para almacenar tanta grasa en sus cuerpos y que, por más ejercicio que hacen, esos depósitos no se van. Existe una razón y vamos a desengranarla.

Nuestro cuerpo está diseñado como el de la mayoría de los depredadores. Esto quiere decir que, cuando aún andábamos casi a cuatro patas, precisábamos de muchos esfuerzos para conseguir nuestro alimento. De hecho, encontrar la ración diaria era tarea prácticamente imposible y se precisaba de un importante desgaste de energía para poder, finalmente, llevarse un buen bocado a la boca.

Ese cuerpo se aclimató a unas condiciones de vida muy difíciles y aprendió a “guardar”, a mantener reservas para cuando no fuese posible encontrar alimento. Ese es el motivo por el que almacenamos grasa corporal y, además, el cuerpo se ha acostumbrado a hacerlo de un modo muy sencillo. Sin embargo, no es tan fácil quemar grasa. ¿Por qué?

La respuesta es bien simple, queridos burpeeadictos, sencillamente porque seguimos ingiriendo, aunque no lo necesitemos. ¡Vaya paradoja! No precisamos más alimentos y sin embargo continuamos teniendo hambre.

Efectivamente, así es. Sin embargo, basta con que nos pongamos manos a la obra y modifiquemos algunos malos hábitos o costumbres inapropiadas, para que poder transformar nuestro cuerpo en una máquina de quemar grasa, en lugar de un almacén de reserva.

El primer paso es comprender cómo actúan los hidratos de carbono que comemos y el mecanismo de la insulina, a través del índice glucémico. Tenemos en la cabeza que hemos de ingerir hidratos de carbono para conseguir la energía que nos hace falta para el ejercicio y las actividades de todo el día.

No obstante, no nos damos cuenta de que nuestros depósitos de grasa ya están llenos y, por tanto, ahí es donde reside la energía que precisamos para cualquier cosa que deseemos llevar a cabo. Solo cerrando el grifo y controlando lo que ingerimos, vamos a obligar al cuerpo a echar mano de la grasa corporal que tenemos acumulada.

Por tanto, intenta ingerir carbohidratos de asimilación lenta, de este modo evitarás los picos de insulina, las bajadas de azúcar y el hambre espantosa que entra inmediatamente después, aunque no tengamos necesidad de comer.

Basa tu alimentación en vegetales, legumbres, frutas y grasas saludables. En nutrición, no es tanto la cantidad como la calidad, que puedes complementar con algunos suplementos nutricionales, como los del Unbroken Pack.

Deja que, a la hora de realizar actividad física, tu cuerpo tire de la grasa corporal que mantienes acumulada. Es mucho más que suficiente para cualquier ejercicio que tengas planteado realizar.

Debes cambiar el chip a la hora de comer y hacerlo cada tres horas, para evitar igualmente los cambios en el índice glucémico y resulta fundamental, tanto como la ingesta, beber líquidos y estar bien hidratados. Muchas veces confundimos la sed con hambre.

Cuéntanos cómo es tu propio plan para quemar grasas de tus depósitos y dinos qué tal te va con tu rutina.

 

 

Leave A Comment

Registrate en nuestra Newsletter

ÚNETE AL CLUB!!
Email
Secure and Spam free...