MUNDOBURPEE

La Comunidad del Cross-training

Las flexiones espartanas, ¿en qué se diferencian?

Las flexiones espartanas, ¿en qué se diferencian?

Imagen de The U.S. Army

Hoy vamos a dedicar este artículo a un ejercicio pliométrico de gran ayuda para fortalecer el tren superior, las flexiones espartanas. Te contamos sus beneficios y el modo correcto de realizarlas para sacar el máximo provecho sin sufrir lesiones o inconvenientes en tus sesiones de Cross Training. ¿Comenzamos?

Beneficios de las flexiones de brazos espartanas

Las flexiones espartanas, como cualquier ejercicio pliométrico, son útiles para ganar potencia en los músculos involucrados. Esto se logra con la rápida contracción de los mismos durante el ejercicio, realizando movimientos rápidos y explosivos.

Los músculos involucrados en este ejercicio son: pectorales, deltoides frontal, abdominales, lumbares, tríceps, trapecio, serrato, músculo redondo mayor y flexores de muñeca y codo. Casi todo el tren superior está involucrado por lo que resulta bastante efectivo para su desarrollo en el entrenamiento funcional.

¿En qué se diferencian?

Las flexiones espartanas son una variante que logra sacar el máximo provecho de las flexiones de brazos, aunque también incrementa su dificultad. Lo que las distingue es que, en lugar de realizarse con las manos a la altura de los hombros, se realizan cambiando la posición de las manos en cada flexión. Así se produce un mayor estrés en el músculo, al mismo tiempo que se trabajan de forma diferente los distintos músculos involucrados.

Correcta realización de las flexiones espartanas

Para realizar correctamente las flexiones espartanas se requiere mucha fuerza por lo que no se recomiendan para principiantes. Antes de lanzarse a realizar este ejercicio es bueno entrenarse con flexiones comunes u otros ejercicios básicos.

En caso de que te sientas con la capacidad de hacerlas, allí va la forma correcta:

  • Para comenzar debes colocarte recostado boca abajo mirando al suelo, como si fueras a realizar una flexión común. La diferencia es que colocarás una mano más arriba, a la altura de la cabeza, y la otra un poco más abajo del hombro. La posición de pies y caderas se mantiene igual.
  • El movimiento comienza desde arriba, bajando hasta que el pecho tome contacto con el suelo. Es importante mantenerse recto y evitar que las caderas toquen el suelo en lugar del pecho.
  • Apenas este último toque el piso, debes impulsarte con gran fuerza hacia arriba, con más potencia que si realizaras una flexión común.
  • Casi al llegar al fin del ejercicio, en el impulso hacia arriba, debes cambiar las manos de posición, llevando la que estaba a la altura de la cabeza hacia abajo y la otra a la cabeza.

No es muy complicado de entender pero la técnica correcta requiere de una buena base de abdominales y pectorales para salir airoso. Tampoco corres mucho riesgo de lesión al realizar este ejercicio, aunque en algunos casos, debido al movimiento de muñecas, puede ser necesaria la utilización de muñequeras y otro material preventivo.

Bueno, ahora que tienes todos los conocimientos necesarios para incorporar las flexiones espartanas en tus rutinas de Cross Training te invitamos a probarlas y dejar un comentario: ¿has logrado hacerlas?, ¿tienes algún reto para proponer?

Leave A Comment

Registrate en nuestra Newsletter

ÚNETE AL CLUB!!
Email
Secure and Spam free...