MUNDOBURPEE

La Comunidad del Cross-training

Cómo benefician los masajes deportivos a tu entrenamiento funcional

Cómo benefician los masajes deportivos a tu entrenamiento funcional

Imagen de Micagoto

Además de mantener una buena alimentación, utilizar los accesorios de precaución, realizar los correspondientes calentamientos y estirar en cada sesión, hay otro complemento que puede beneficiar considerablemente tu plan de entrenamiento funcional: los masajes deportivos. Hoy te contamos sobre los diferentes tipos, para qué sirve cada uno y cómo afecta esta actividad en tu desarrollo deportivo.

Distintos tipos de masajes deportivos

Los masajes deportivos consisten en distintas maniobras realizadas en el cuerpo para obtener efectos analgésicos, aumentar la elasticidad muscular y algunos otros fines dependiendo de las necesidades del momento. Así, existen tres principales tipos de masajes aplicados al entrenamiento funcional: los pre-competitivos, post-competitivos y de mantenimiento. Con respecto a los dos primeros, su nombre no significa que solo sean útiles en momentos de competencia, sino que podrás aplicarlos a cualquier entrenamiento de intensidad considerablemente mayor a la normal.

Masajes pre-competitivos

Este tipo de masajes deportivos pretende aumentar la elasticidad del músculo, la irrigación sanguínea y la temperatura. Consiste en una fricción intensa con una duración de cinco a siete minutos en cada grupo muscular que se utilizará en la sesión de entrenamiento o el ejercicio en cuestión.

Masajes post-competitivos

Éstos pueden realizase entre los 45 minutos y hasta cinco horas después de finalizada la sesión. El objetivo es relajar, hacer desaparecer las toxinas y contracturas producidas durante el entrenamiento y aumentar la circulación sanguínea. Se realizan masajes de percusión, sacudidas y algunas vibraciones durante diez minutos en cada zona involucrada en el entrenamiento o actividad.

Masajes de mantenimiento

Los masajes deportivos de mantenimiento son los que se realizan más comúnmente y tienen como objetivo reducir la fatiga muscular y conservar una buena elasticidad para favorecer el entrenamiento. La idea es mantener el cuerpo en óptimas condiciones para que el rendimiento físico durante las sesiones sea sostenido en el tiempo. Se realiza aproximadamente cada dos semanas y consiste en técnicas de amasamiento, vaciados y roces en todo el cuerpo.

Consejos a la hora de tomar masajes

Antes que nada, cabe mencionar que lo mejor sería acudir a un profesional, ya que algunos masajes requieren ciertos conocimientos y la utilización de la técnica adecuada. En caso de que no puedas afrontar el gasto y te decidas por automasajes o la colaboración con algún colega, te recomendamos tener en cuenta los siguientes puntos:

  • La crema o aceite para masajes ayudará mucho a los movimientos de las manos.
  • Siempre debes realizarlos desde afuera hacia adentro, o sea, en dirección al corazón. Esto favorece la circulación y eliminación de toxinas restantes en el músculo.
  • No realizar presiones fuertes al principio, comenzar con roces suaves y aumentar la intensidad poco a poco.

Bueno, ya conoces los distintos tipos de masajes deportivos y la función de cada uno. Son una excelente forma de potenciar tu entrenamiento y prevenir lesiones. Te invitamos a incorporarlos, siempre con cuidado y paciencia, o el apoyo de un profesional.

Si quieres aportar tu experiencia o algún conocimiento extra, los comentarios están abiertos, ¡anímate a colaborar con la comunidad!

Leave A Comment

Registrate en nuestra Newsletter

ÚNETE AL CLUB!!
Email
Secure and Spam free...